martes, 13 de noviembre de 2012

Bolsa de PJs


Veía esta idea en un blog abandonado de la red, entredados.
Me parece interesante. Me parece muy interpretativo. En su esencia, la idea es la siguiente; tener un grupo de PJ, y según la misión (¡o incluso la sesión, por que no!) cada jugador ir tomando un PJ distinto. No existe el concepto de "el PJ de Juan", simplemente existe el PJ, con independencia de que se haya generado en una tarde paralelamente saliendo este en concreto de la mano de Juan, lo haya creado el master, o sea una ficha que has pillado del basurero (curioso basurero el de tu barrio).

Así, como en las sagas cinematográficas, un PJ puede ser interpretado por distintos actores, que lejos de intentar hacerlo suyo, o llevarlo con el sello que todos imprimimos a nuestros PJs, deberian intentar amoldarse al propio PJ, y a lo qe parecemos saber de él por las interpretaciones que otros personajes mostraron antes. Al tiempo, un jugador habrá llevado varios personajes, sin lugar a dudas la mesa pensará que "el mejor Rukkus es el que interpretó Laura", o que "el Nikolay mas bestia fué el de Javier", pensarán que "Rukkus era un poco lento cuando lo llevó Santiago", o que "estuvo mal preparado el plan de Nikolay cuando lo cogió Jorge, para el gran genio que se supone que es Nikolay", pero lo que importa, es que se abandona el concepto de MI PJ, y se toman unas personalidades, las cuales van cediéndose sin apropiarse de ellas, se va a portando la experiencia (por intepretación, por logros, por lo que sea) a esas fichas de las cuales nos desentendemos mientras recibimos otras de ese grupo ya conocido.

Y claro, si entramos en esto, a la hora de reprtir Px, ¿que mejor que el master pregunte al Jugador que originalmente poseyó a ese PJ, o a toda la mesa cuanto se merece? Es decir, desde el momento en que hay un PJ, por el que varios actores pasan, no parece descabellado que sea este cartel el que juzgue quien es mas fiel o nó a lo que se supone es el personaje. Igual no tiene especial razón de ser, dado que en el formato tradicional ya el master juzga como de bien rolea el jugador a su inico e inseparable PJ, pero desde luego en el momento en que se busca que los jugadores se amolden a PJs no de su propiedad, preguntar a la mesa claramente es una motivación para que cada actor que recibe el papel "intente hacerlo bien".

Jugar siempre así tampoco lo veo, pero como técnica, si es algo, es interpretativo. Es realmente intentar llevar un rol. Me ha gustado la idea, pero necesita de la debida mesa. 


4 comentarios:

Anónimo dijo...

En el Ars Magica, parte de los personajes (los grogs) son de todos los jugadores, y puede llevarlos el que le apetezca. Es algo parecido. Es una cosa que sale muy bien, además.

Lord Tzimize dijo...

Muy interesante, yo no dirijo Ars Magica, pero he jugado un poco, y la verdad que los grogs, seguro que por costumbre o por que esa parte no la leó el master, soliamos tenerlos también asociado al mago PJ, partida de magos, partida de grogs, cada jugador con su PJ para cualquier formato.

Etheyrn GarPe dijo...

Puede funcionar muy bien si el protagonista de la campaña es una organización, como es el caso de las alianzas de Ars Magica. Igual podría usarse para una agencia de espionaje.
Una ventaja es que pueden jugarse misiones sin posibilidades de éxito, aunque conduzca inevitablemente a la muerte de todos los personajes.

Groo dijo...

Efectivamente esta idea se adapta muy bien a algunos tipos de juego, nunca lo había planteado pero puede resultar muy interesante y creo que como bien afirmas necesita de una mesa que se adapte bien a este modelo, pero desde luego me apunto al idea a ver si cuando termine alguna de las partidas que tengo entre manos poder hacer una con esta mecánica de juego para varias sesiones.